El equipo médico chino contra la epidemia de coronavirus, que dirige el neumólogo, Zhong Nanshan, ha probado un nuevo método para la detección de la enfermedad a través de la extracción de una gota de sangre, cuyos resultados se pueden obtener en 15 minutos, informaron este miércoles los medios locales.

Según un artículo que el equipo de Zhong publicó en el “Journal of Medical Virology”, este método permitirá reducir considerablemente el tiempo de detección de la enfermedad y se podrá usar además como prueba complementaria para los pacientes con pruebas negativas de ácido nucleico, el principal test de diagnóstico empleado hasta el momento.

El nuevo sistema de diagnóstico se puede usar como método de detección rápida ya que los test de ácido nucleico demoran varias horas y precisan de un equipamiento específico que, en ocasiones, no está disponible.

El equipo de investigación aseguró en esa publicación médica que el test es “conveniente, rápido, seguro y altamente sensible”, según el portal digital chino “The Paper”.

El test, que funciona con un reactivo de detección de anticuerpos, se probó en hospitales de todo el país a través de las muestras clínicas de pacientes con COVID-19, en pruebas que verificaron la sensibilidad de detección y la especificidad del reactivo y el valor de la aplicación clínica, indica el portal.