Es una suerte de apagón voluntario y escalonado. Comunidades de todo el mundo han quedado a oscuras durante una hora el sábado por la noche como parte de una iniciativa denominada la “Hora de la Tierra”, que busca llamar la atención sobre el cambio climático.

En más de 7.000 ciudades y pueblos de todo el planeta, millones de habitantes apagaron las luces de sus viviendas durante una hora, entre las 8:30 y las 9:30 de cada lugar, para mostrar que están preocupadas por el medio ambiente.

Aquí, algunas fotos de la manera en que el mundo se unió a este acto global.

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *