Con fines de venderlas como metal fundido, o hacer “lo que le venga en gana”, y sin que las autoridades puedan controlar la situación, los ladrones de las tapas de metal de los sistemas de alcantarillados y los acueductos no dan tregua.

La denuncia fue hecha por Elsa Bello de Espinal, quien cuenta que a plena luz del día, un hombre se estacionó en un camión sin placa en la autopista Duarte, sin ninguna señalización, ni nada que alerte que hay un vehículo en el medio  y con el descaro de hacerlo frente a los ojos de los transeúntes que caminaban por ese lugar en el momento de su fechoría.

“El mes pasado el carro donde me transportaba para ir al  trabajo, cayó de forma brusca en uno de los hoyos al descubierto por la falta de la tapa del alcantarillado, hasta el punto de ocasionar la rotura del neumático del carro y  el susto de los pasajeros que casi sufrimos un aparatoso accidente”, dijo Bello de Espinal.

Es por ello, que hace un llamado al director de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Alejandro Montas, para que sea más severo y castigue a estos desalmados e inhumanos que con sus acciones provocan el luto a las familias dominicanas.

Fuente: Hoy Digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *