Detallan que los ladrones a veces penetran hasta el centro y sustraen los motores mientras sus dueños visitan a los pacientes.

Al menos 20 motocicletas han sido sustraídas en las últimas semanas, por parte de una banda organizada, cuyos miembros tienen su centro de operaciones próximo al hospital Vinicio Calventi, en Los Alcarrizos, según denunciaron decenas de motoristas, víctimas de esos robos.

El ultimo afectado fue Eduard García, a quien le robaron su motor, un Nippon, placa número 332923, color negro, a inicios de esta semana. Éste fue robado junto a su caja de hierro que usaba García para trabajos de refrigeración.
El afectado contó a elCaribe que los malhechores aprovecharon que el motor estaba parqueado frente a una farmacia de la carretera de Hato Nuevo, próximo al indicado centro de salud.

“Nosotros, que tenemos esos motores para ganarnos el pan nuestro de cada día, nos sentimos desprotegidos por las autoridades policiales que nada hacen para evitar que nos sigan robando”, señaló el motorista.

Otras denuncias también detallan que los ladrones en ocasiones penetran hasta el parqueo del Calventi, burlando de ese modo la vigilancia que mantienen allí efectivos del Ejército, la Policía Nacional y también vigilantes privados, procediendo a sustraer esos vehículos mientras sus dueños realizan visitas a pacientes del hospital.

Algunas víctimas de robos manifestaron que creen que la banda de ladrones, luego que sustraen sus motocicletas, proceden a desarmarla para venderlas por piezas, en solares baldíos ubicados en las proximidades del sector Tamarindo de aquí, muy cerca de donde se ejecutan esos hurtos.

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *