Desalojan la oficina de la JCE en Atlanta (EEUU) por falta de pago

La comunidad dominicana de Georgia se quedó sin la posibilidad de renovar una cédula u obtener un acta de nacimiento sin tener que hacer un costoso viaje a Miami o Nueva York, luego de que fuera desalojada por falta de pago la oficina de la Junta Central Electoral (JCE) que precariamente proveía estos y otros servicios.

La dependencia de la JCE estuvo durante ocho meses en un espacio que “prestó” al organismo el empresario y representante consular dominicano, Ramón Ellis, pero fue cerrada apenas un mes después de las elecciones de mayo, porque alegadamente “no había presupuesto” para rentar el local y seguir operando.

Carlos Fernández, que hasta hace poco fue el encargado y único empleado formal de la filial, indicó que la Junta rechazó asignarle más recursos para alquilar y equipar debidamente el local, y dispuso en cambio clausurar la oficina.

“Ciertamente se solicitó un mayor presupuesto, sobre todo para los equipos requeridos; se planteó la necesidad de un local, y la respuesta fue que no había presupuesto para eso”, explicó Fernández, quien trabajó bajo contrato como representante de la JCE en Georgia.

 

La Junta nunca dio respuesta al reiterado interés del propietario en rentarle formalmente el local, tras ocho meses ocupando el espacio “sin pagar un chele”. “Colaboré en lo que pude para las elecciones y esperé hasta junio para tomar la decisión, pero en Washington no mostraron ningún interés, y les comuniqué que debían entregar el local”, detalló el empresario.

Ellis, representante del Consulado de Miami en Atlanta, afirmó que la JCE “dio a entender” a la comunidad que la filial de Georgia iba a constituirse en una sede regional de la entidad, para dar servicio también a los dominicanos residentes en los estados aledaños.

Un “negocio”, más que un servicio a la comunidad

Manuel Galván, dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y uno de los gestores iniciales de la efímera filial, calificó como una “burla a la comunidad” la acción de la JCE. Opinó que el organismo “dejó en el aire” a sus connacionales de Atlanta “porque vieron la oficina como un negocio para recaudar dinero, y no como un soporte para una comunidad que está en crecimiento”.

“Personalmente creo que en la JCE vieron la oficina como una inversión, no como un apoyo a la comunidad; no sé cuáles son los parámetros para abrir una filial en un estado, pero entiendo que se debió hacer el esfuerzo”. Ramón Ellis, empresario y representante del Consulado de Miami en Georgia

Lamenta que ahora haya que tomar un vuelo o manejar durante 12 ó 14 horas, hasta Miami – o a veces hasta la RD – para sacar un acta de nacimiento, un certificado de divorcio, renovar la cédula y procurar todos los servicios que ofrecía la oficina de la JCE durante los tres días a la semana en que abría sus puertas.

Galván atribuye a la JCE la baja participación de la comunidad en los comicios de mayo pasado, cuando apenas se registraron para votar 862 personas, de las cuales solo el 35% acudió a las urnas. “La Junta no invirtió ni un centavo en promover las elecciones aquí ni en orientar a la gente, fueron los partidos quienes llevaron la gente a cedular”, apuntó.

Dominicanos consultados manifestaron a este reportero su “indignación” porque ahora tendrán que invertir mucho tiempo y dinero en tickets aéreos o combustible para hacer cualquier trámite. “Eso afecta a uno tremendamente, imagínese, tener que manejar tan lejos a Miami para buscar un documento que aquí se podría conseguir en dos o tres horas. Ojalá que la Junta reponga la oficina”, expresó el comerciante William Méndez.

“La Junta debe entender que somos una comunidad que también aportamos a la economía de allá con las remesas y la paquetería que enviamos. No es justo que tengamos que ir a NY o Miami para cualquier trámite”. Manuel Galván, comerciante y dirigente del PRD

Para Víctor Ramírez, presidente de la Asociación Dominicana Internacional (ADI), el caso “demuestra una vez más que la comunidad de Georgia y sus demandas no cuentan con el respaldo directo y efectivo de las autoridades” dominicanas.

En el sureño estado de Georgia residen por lo menos quince mil dominicanos, según las cifras oficiales del Censo de los Estados Unidos al año 2010.

“Cuando se toman decisiones a la ligera para abrir una dependencia del Gobierno en el exterior, vamos a tener resultados efímeros como éste; ahora la comunidad se queda desinformada y desamparada por el Estado dominicano”. Víctor Ramírez, presidente de la ADI

Fuente: Acento

leave a reply