Un equipo afirma que el drenaje del cordón umbilical (DCU), que consiste en drenar el cordón del lado del bebé, es un procedimiento seguro que debería aplicarse a la mayoría de los recién nacidos.

Como dijo el doctor Amit Upadhyay, los resultados demuestran que el enfoque debería extenderse “a todos los bebés que nacen a término o casi a término. El DCU mejora el control de la presión sanguínea inmediatamente después del parto, sin aumentar el riesgo de distrés respiratorio e ictericia”.

“Lo más importante es que aumenta la hemoglobina y el nivel de hierro (según el análisis de ferritina) en los bebés de 1,5 meses de vida”, agregó.

En American Journal of Obstetrics and Gynecology, el equipo de Upadhyay, de la Facultad de Medicina LLRM, en Meerut, India, escribe que el clampeo tardío del cordón umbilical y el DCU previenen la anemia en los recién nacidos. Pero se desconoce si son prácticas que benefician a los bebés a término.

En el nuevo estudio, a los 200 recién nacidos con más de 35 semanas de gestación se les había ligado el cordón dentro de los 30 minutos. Al azar, se les realizó el DCU después de ligar y cortar el cordón a 25 cm del ombligo o el clampeo del cordón a 2-3 cm del ombligo, sin drenaje.

Los valores promedio de hemoglobina y hematocritos a las 12 y 48 horas fueron significativamente más altos en el grupo tratado con DCU. La presión promedio también fue significativamente más alta en el grupo tratado con el DCU hasta las 48 horas después del nacimiento, pero dentro del rango normal.

A las seis semanas, el valor promedio de hemoglobina fue significativamente más alto en el grupo tratado con DCU (11,9 versus 10,8 mg/dL). Lo mismo ocurrió con los niveles de ferritina en sangre (355,9 versus 177,5 mcg/L).

Los valores de frecuencia cardíaca y respiratoria, policitemia, bilirrubina en sangre y necesidad de fototerapia no variaron significativamente entre los grupos.

El equipo opina que el enfoque se puede utilizar en todos los neonatos a término, aunque señalan: “Se necesitan más estudios con seguimientos más prolongados para determinar la sustentabilidad de la ventaja observada con los niveles de hemoglobina y ferritina en la infancia tardía. Es necesario otro ensayo clínico para comparar el DCU con el campleo tardío del cordón en bebés a término”.

De todos modos, Upadhyay sostuvo que “debería ser un enfoque estandarizado, si se tienen en cuenta sus ventajas y que se trata de un procedimiento simple”.

Fuente: Acento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *