PHNOM PENH, Camboya (AP) — Las autoridades camboyanas dijeron el lunes que cerraron un orfanato administrado por extranjeros por sospecha de que los niños eran objeto de abusos y de tráfico humano.

Funcionarios y un grupo de derechos humanos precisaron que la policía en la capital, Phnom Penh, allanó el viernes el orfanato que carecía de licencia, llamado Amor en Acción, y rescataron a 21 niños.

Gratianne Quade, una portavoz de SISHA, organización en Camboya que combate el tráfico de seres humanos, dijo que una australiana que dirigía el establecimiento no fue arrestada el viernes y se desconocía su paradero.

La pobreza obliga a muchos padres en Camboya a enviar sus hijos a orfanatos. SISHA calcula que el 70 % de los 100.000 huérfanos en Camboya tienen por lo menos padre o madre.

Um Sophanara, funcionario del ministerio de asuntos sociales, que supervisa los orfanatos, confirmó el cierre pero no dio detalles. Una declaración de SISHA dijo que el allanamiento se produjo después que varios niños escaparon recientemente del orfanato y denunciaron descuidos y abusos.

“El cierre es un progreso que demuestra la creciente capacidad del gobierno camboyano de lidiar con los orfanatos abusivos”, dijo SISHA. Agregó que la propietaria australiana era investigada por tráfico de niños, abuso de niños, negligencia y operación de un orfanato sin licencia.

Una investigación halló que “los niveles alimenticios eran deficientes, algunos niños estaban visiblemente enfermos y no los habían llevado al médico, el local estaba sucio, el desagüe cloacal estaba bloqueado y había hacinamiento”, dijo la declaración de SISHA. Agregó que las entrevistas con los niños revelaban “muchos casos de abuso físico por parte del personal”.

El cibersitio de Amor en Acción (Love in Action) lo describe como un establecimiento cristiano que recibe financiación de grupos eclesiásticos en Australia.

Por otra parte, el director de 36 años de un orfanato en la provincia de Siem Reap fue arrestado el viernes por abuso sexual reiterado de dos niñas, de 11 y 12 años, durante un período de cuatro meses, dijo la policía.

Mon Savuth fue detenido por el supuesto abuso en la Organización de Orfanato & Educación Angkor, pero el centro —que cuida de 36 niños— sigue funcionando, dijo Duong Thavery, director de la policía antitráfico humano en Siem Reap.

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *