SANTO DOMINGO.– El director del Consejo Nacional para el VIH y el SIDA (CONAVIHSIDA), Víctor Terrero, aseguró que pese a todos los esfuerzos y las políticas que se impulsan en su favor, la problemática de la mujer sigue sin soluciones. 
El funcionario aprovechó la conmemoración del Día Internacional de la Mujer para llamar a las mujeres a exigir a sus parejas el uso de condón para evitar que la feminización de la epidemia prosiga.
“Estamos preocupados por el aumento de los casos de VIH en las mujeres, especialmente en las jóvenes, y queremos exhortarlas a que exijan a sus parejas, sean permanentes u ocasionales, el uso del condón”, dijo Terrero.
Según estimaciones oficiales, en el país hay 43,945 personas que viven con VIH y SIDA, de las cuales 25,230 son mujeres y 18,715 hombres. 
Terrero reveló que antes había una mujer con VIH por cada cuatro hombres y ahora hay una relación de uno a uno. “Significa que estamos retrocediendo en la vulnerabilidad de las mujeres”.
Indicó que el condón es una garantía para que la transmisión del virus no se produzca por la vía del contacto sexual.
El funcionario aseguró que pese a todos los esfuerzos y políticas que se implementan, la feminización de la epidemia del VIH se fortalece.
Puntualizó que son las condiciones de desequilibro y las injusticias que pesan en su contra las que convierten a la mujer en un ente vulnerable frente a una epidemia que tiene mucho que ver con los niveles de educación e información.
A la situación de vulnerabilidad de la mujer ante el VIH, se suman el incremento de la violencia contra la mujer, el incremento de los embarazos en adolescentes y los altos índices de mortalidad materna, dijo Terrero.
“La violencia contra la mujer -sostuvo- se ha convertido en una epidemia que crece sin que ningún política hasta momento haya podido contenerla”.
El doctor Terrero expresó su preocupación por los altos índices de mortalidad de mujeres asociada al embarazo, parto y post parto.
“Aunque hemos logrado avances importantes en la reducción de la mortalidad materna, es preocupante que las estimaciones nacionales superen la cifra de 140 mujeres por 100 mil embarazadas”, precisó.
Dijo que esas altas cifras de mortalidad ponen en entredicho la calidad de la atención en un país con una cobertura de servicio institucional de partos de casi cien por ciento.
Terrero afirmó que las tasas de embarazo en adolescentes, estimadas actualmente en 20.6 por ciento, contribuyen a hacer más difícil el panorama de la mujer.

Fuente: Diario Libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *