Haime Thomas Frías Carela, Nicolás Cantisano y Santiago Nolasco Núñez, pidieron al pleno de la JCE disponer de todo su empeño ante las autoridades nacionales para que se esclarezca el robo de más de 37 millones de pesos, destinado al pago de los miembros de los colegios electorales.

Indicó que la Junta Central Electoral ya repuso los recursos sustraídos.

Los jueces expresan que no tienen responsabilidad en la administración de este organismo y que por consiguiente no están al tanto de las operaciones administrativas y que su jurisdicción está delimitada a la designación de los miembros de los colegios electorales y al conocimiento en primer grado de los recursos que, sobre los procesos, interpongan los partidos políticos.

Hasta el momento, varios empleados de la Junta Electoral de Santiago han sido interrogados y sus viviendas allanadas, mientras que tres miembros del Ejército de la República Dominicana, que integran parte de la dotación militar a cargo de la seguridad, están detenidos y bajo investigación.