La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) pidió paciencia a la población dominicana ante los apagones producidos en las últimas horas. La CDEEE informó que la situación se debe a la salida de circulación de varias plantas generadoras que aportan unos 600 megas al sistema.
La entidad gubernamental informó que la planta ITABO I, la cual aportaría 125 MW, entraría en línea en las primeras horas de la noche así como las hidroeléctricas Tavera I y II  aportando 40 y 46 MW cada una, Monción I y II con aporte de 50Mw, Pinalito con 25Mw, Valdesia I y II con 44Mw, Rincón y Sabaneta con aporte 12.3Mw  lo que produciría un importante aporte para mejorar la oferta energética.
De acuerdo a un informe aportado por el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI), la baja generación se debe a la indisponibilidad de las unidades ITABO1, CESPM 1, 2 y 3, Haina TG y San Lorenzo, sumando alrededor de 560 MW.
Con este escenario son afectados los sectores con circuitos 24 horas, motivando las quejas.
A las seis de la tarde de este martes la generación era de 1, 842 MW, con lo que se suple el 80% de la demanda, con un déficit de 260 MW, equivalente a un 20%.
Apagones
Las quejas por los apagones son cada vez más frecuentes en sectores del Distrito Nacional y la provincia  Santo Domingo, donde denuncian que reciben interrupciones que van desde 10 a 12 horas al día.
Entre los barrios de la capital más afectados por los apagones se encuentran Capotillo, Simón Bolívar, 24 de Abril, Los Guandules, Gualey, Villas Agrícolas, Villas Francisca, Villa Juana   María Auxiliadora, Don Bosco, Alma Rosa y  El Portal, entre otros. En la provincia de Santo Domingo son los barrios Puerto Rico, Katanga, Cansino, Herrera, Los Alcarrizos y Sabana Perdida y Villa Mella, entre otros.
También comerciantes y pequeños propietarios de negocios  de estos sectores se quejan por las pérdidas debido a los apagones. Jorge de la Cruz, propietario de un pequeño colmado en Guaricanos, Villa Mella, dijo que debido al problema está a punto de cerrar su negocio.
“Todos los días tengo que tirar a la basura cientos y cientos de pesos en productos como leche, jugos, embutidos y carnes, porque se dañan”, dijo De La Cruz.

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *