La ciudadana Hirayda Fernández Guzmán, indignada con lo que ocurre en el país, refuta al presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez.

“No, Abel, tú no me representas”

En un momento en el que la República Dominicana atraviesa por un período de crisis política y económica, llama poderosamente la atención la actitud adoptada por los congresistas, en particular, por los miembros de la Cámara de Diputados.

En el día de ayer, varios diputados expresaron en los medios de comunicación su apoyo al ex presidente Fernández, y calificaron de “despiadadas e infundadas” las campañas que se han iniciado en su contra. Entre esas voces defensoras, se alzó la voz de Abel Martínez, Presidente de la Cámara de Diputados, quien inclusive dio a conocer un comunicado en el que él, conjuntamente con otros 104 diputados, manifestó su apoyo absoluto al doctor Leonel Fernández Reyna.

El referido comunicado fue publicado en la prensa del día de hoy y, al leerlo, no pude más que comprobar que el discípulo ha aprendido muy bien las enseñanzas del maestro (y créame, no es un halago).

Ustedes no representan al pueblo dominicano cuando deciden apoyar la obra y persona del ex presidente Fernández; no me parece, Honorable, que el pueblo dominicano les haya elegido para respaldar actuaciones cuya legitimidad es cuestionable

De la lectura del comunicado, me surgió la pregunta de si el mismo había sido redactado por una “mente maligna, inclinada a la perversidad”, de ésas a las que hizo referencia el doctor Leonel Fernández Reyna en su discurso del pasado martes.

¿Cómo es posible afirmar que individuos y grupos supuestamente perjudicados con la representación que les fue negada en las urnas, hayan desatado una campaña despiadada e infundada en contra del ex presidente Fernández?

¿Está usted seguro, Abel, que tales “campañas” son fomentadas por individuos y grupos perjudicados en la pasada contienda electoral?

Porque, hasta donde me parece a mí, la protesta es generalizada, e inclusive muchos ciudadanos que votaron por el excelso partido político al que usted pertenece, muestran su inconformidad con lo que acontece en el país y con la recién finalizada gestión del ex presidente Fernández.

¿Tales “campañas” les parecen despiadadas? ¿Y qué decir entonces de la onerosa carga con que será gravado el pueblo dominicano a partir de enero próximo?

¿No es eso despiadado? Igualmente, ¿considera usted que la “campaña”, como usted le llama, es infundada?

Infundado es el actual déficit fiscal que hoy nos aqueja; del que no conocemos sus causas, pues a pesar de los denodados esfuerzos desplegados por el ex presidente Fernández el pasado martes, el déficit fiscal no ha podido ser justificado en números y, a este respecto, el Gobernador del Banco Central tuvo que desmentir la información dada por el ex presidente Fernández sobre el monto supuestamente invertido en la capitalización del Banco Central de la República Dominicana.

Tal y como se señala en el comunicado de referencia, “el testimonio palpable, elocuente e incuestionable está a la vista de todos.”

Lo que salta a la vista de todos, Honorable, es el despilfarro y la corrupción que caracterizaron el recién terminado Gobierno; la inconformidad e indignación del pueblo dominicano –con justa razón- ante el hecho de que se le pretenda hacer “cargar un muerto” que no es de él; la escasa transparencia –por no decir, nula- con que se han manejado los recursos del Estado, bajo la asunción de que éste es un país de borregos sin determinación propia que se someten a la voluntad libérrima de nuestros congresistas y gobernantes. Ése, Honorable, es el “testimonio palpable, elocuente e incuestionable” de que dan fe la realidad y el pueblo dominicanos.

Por último, y a modo de cierre magistral, el comunicado termina señalando que “nosotros, legisladores electos por el voto popular y en representación del pueblo que nos ungió como tales, expresamos y asumimos apoyar absoluta y militantemente al Dr. Leonel Fernández Reyna y su obra de gobierno”.

A este respecto, vale precisar, Honorable, que contrario a lo que sostiene, ustedes no representan al pueblo dominicano cuando deciden apoyar la obra y persona del ex presidente Fernández; no me parece, Honorable, que el pueblo dominicano les haya elegido para respaldar actuaciones cuya legitimidad es cuestionable.

Soy cibaeña, de Santiago, provincia a la que usted representa, y créame que resulta pesado admitir que es usted quien lleva la voz cantante en la Cámara de Diputados y que, junto a otros diputados, ostenta la representación de mi provincia; sin embargo, como usted bien señala, nosotros los hemos “ungido” para ocupar ese cargo, y ante esto, sólo puedo decir: ¡No, Abel, tú no me representas!

Hirayda Fernández Guzmán (ciudadana).

Fuente: Acento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *