NBA le dijo a Dallas Mavericks que deben tocar el himno nacional antes de los partidos

El plan del propietario de los Dallas Mavericks, Mark Cuban, de no jugar «The Star-Spangled Banner» antes de los partidos en casa, puede ser de corta duración, ya que la NBA dijo el miércoles que todos los equipos deben tocar el himno nacional antes del inicio del partido.

Los Mavericks, que el lunes tuvieron un número limitado de fanáticos en su arena por primera vez esta temporada, no han tocado el himno nacional antes de ninguno de sus 11 partidos en casa esta temporada.

Cuban llegó a afirmar que había consultado con el comisionado de la NBA Adam Silver sobre su decisión, solo para que la NBA reiterara su postura en una declaración posterior.

Imagen: El propietario de los Dallas Mavericks, Mark Cuban, había planeado no tocar el himno nacional de Estados Unidos antes de los partidos.

«Con los equipos de la NBA ahora en el proceso de dar la bienvenida a los fanáticos a sus arenas, todos los equipos tocarán el himno nacional de acuerdo con la política de la liga de larga data», dijo Mike Bass, director de comunicaciones de la NBA.

Cuban, en reacción a la declaración de la NBA, dijo que los Mavericks respetan y siempre han respetado la pasión que la gente tiene por el himno y Estados Unidos.

«Siempre he defendido el himno con la mano sobre el corazón, sin importar dónde lo escuche», dijo Cuban en un comunicado.

“Pero también escuchamos las voces de quienes no sienten que el himno los represente. Sentimos que también necesitan ser respetados y escuchados, porque no han sido escuchados.

«La esperanza es que aquellos que se sienten apasionados por el himno que se está tocando sean igual de apasionados al escuchar a aquellos que no sienten que los represente».

Colin Kaepernick desató el debate nacional cuando protestó contra la injusticia racial arrodillándose durante el himno nacional en 2016 mientras era un mariscal de campo de los 49ers de San Francisco de la NFL.

El acto de arrodillarse durante el himno nacional casi había desaparecido del deporte, pero regresó el año pasado tras la muerte de George Floyd, lo que provocó protestas en todo Estados Unidos por la brutalidad policial.

Los jugadores que compitieron en la postemporada celebrada en un campus restringido en Disney World el año pasado se arrodillaron para escuchar el himno, mientras que la NBA incorporó mensajes en la cancha en apoyo al movimiento Black Lives Matter.

En junio pasado, durante una entrevista en Outside the Lines de ESPN, Cuban expresó su apoyo a los jugadores de la NBA arrodillados durante el himno nacional como una forma de protesta.