Ya se iniciaron los trabajos preparativos de la XVI versión de la Feria Internacional del Libro 2013, que realizará el Ministerio de Cultura del 22 de abril al 5 de mayo, en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte. Ayer, desde tempranas horas de la mañana, se observó a decenas de obreros en el proceso de montaje de varios stands. Además, representantes de editoras y librerías participantes sienten que este año la concurrente actividad superará sus expectativas.

Una impronta histórica descollará durante el evento, donde distintas culturas convergerán en un mismo escenario. “Este año la Feria va a reforzar los valores históricos que han levantado la nacionalidad, que han ayudado a construir a través de gestas importantes el espíritu dominicano”, expresó a DL el director ejecutivo de la Feria, Pedro Antonio Valdez.

En tal sentido, manifestó que será una atracción “muy dominicana”, donde el que asista se redescubrirá con los valores históricos que “han definido al pueblo dominicano”.

La Feria homenajeará al patricio Juan Pablo Duarte, en el Bicentenario de su natalicio, y estará dedicada a la narradora dominicana Hilma Contreras. En esta entrega, Ecuador será el país invitado.

Aunque, según precisó Valdez, está en curso el proceso de inscripción de los que deseen exhibir sus obras en esta XVI Feria, más de 250 participantes nacionales, entre ellos, librerías, editoras, universidades y participantes individuales, ya están inscritos. También se espera la asistencia, hasta el momento, de 130 participantes internacionales de unos 30 países.

Expectativas de librerías

Para Ruth Herrera, directora de ediciones generales del Grupo Santillana, esta versión de la Feria será “interesante”, y entiende que las librerías y editoras deben ofrecer precios “especiales”, y si es posible liquidaciones. “Si se tienen muchos libros con precios económicos, eso hace que te vaya mejor”, enfatizó.

Que el protagonista sea el libro y que las actividades en la Plaza lo involucren, es el deseo de la propietaria de la Librería La Trinitaria, Virtudes Uribe, quien dijo esperar que los “pocos lectores que hay” apoyen el evento.

Tras destacar que las librerías están en su “peor momento con un perfil bajo”, señaló que la Feria del Libro “es una de las actividades culturales de más peso” en República Dominicana.

De su lado, Luisa Rodríguez, propietaria de la Librería Mateca, se mostró optimista, al considerar que el evento es una ventana que permite colocar precios especiales a los libros, lo que a su parecer propiciará la “difusión de la cultura”.”Hay una depresión tremenda en el libro, una decadencia en los últimos tiempos, por eso hay que aprovechar la feria y vender el máximo (libros) y que la gente se vaya con su libro. Además la situación (económica) de los lectores no es la mejor”, puntualizó.

Quien también está entusiasmado es el presidente de Editorial Santuario, Isael Pérez, quien presentará una gran cantidad de libros nuevos y reeditados de autores dominicanos y extranjeros. Un detalle especial para Pérez es que el referido sello editorial exhibirá una novela inédita de Hilma Conteras: “Pueblo chico, infierno grande”.

Pabellones

Valdez informó que algunos de los pabellones que estarán en la Feria son, entre otros, el País Invitado, Escritores Dominicanos, Libro Cocina, Libro Cultura, Poesía, Área Infantil, Educación, Bicentenario de Juan Pablo Duarte y Fundación Juan Bosch.

Entusiasmo

Una fuente contó a DL que el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, se ha preocupado “bastante” para que esta versión de la Feria sea un éxito. “Hay mucho entusiasmo en la comunidad educativa y cultural, muchas personas ya han venido a solicitar sus stands y esperamos buena acogida”, comentó.

Seguridad y limpieza en la feria

El evento cultural homenajeará al patricio Juan Pablo Duarte, en el Bicentenario de su natalicio. Ecuador es el país invitado.

A la par con el inicio de la construcción de los stands, el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) desplegó brigadas la semana pasada para colaborar, junto al personal de ornato del Ministerio de Cultura, a la limpieza de la Plaza de la Cultura. De acuerdo con Severino Custodio, supervisor de brigada del ADN, los hombres a su cargo realizaron la limpieza del alcantarillado, por motivo del evento cultural. La seguridad es otro aspecto que estará “estrictamente” controlado, pues se quiere prevenir cualquier tipo de accidente, según reveló una fuente a DL.

Fuente: Diario Libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *