Jorge Subero Isa afirmó que los compromisos y las presiones políticas le quitaron el voto de Leonel Fernández en dos ocasiones para ocupar la presidencia de la SCJ.El expresidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Subero Isa, al analizar ayer las posibles causas que llevaron al expresidente Leonel Fernández a no apoyarlo para que continuara al frente del alto tribunal, dijo que con él en la Suprema, Fernández se sentía “confortable”, pero no seguro. A ese argumento agregó que posiblemente los principales líderes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) empujaron a Fernández a que no lo respaldara para seguir en el cargo.
“La percepción no es mía, sino de un amigo mío que tuvo esa percepción, y yo creo que tiene razón”. Refirió que, según su amigo, “Leonel Fernández se sentía confortable con usted, como presidente de la Suprema, pero no seguro”, aclaró.
El abogado, que ocupó por 14 años la presidencia de la SCJ, dijo que no se interesó en conocer a qué se refería su amigo en cuanto a que Fernández no se sentía seguro con él.
Sin embargo, agregó que “si por el presidente Leonel Fernández hubiese sido, yo todavía estaría al frente de la Suprema Corte de Justicia. “Yo creo que hasta el último momento, o tal vez, dos semanas antes (de la elección de los jueces de la SCJ) el presidente Fernández entendía que Yo debía seguir en la posición y posiblemente un año antes me dijo que contaba conmigo para impulsar la segunda ola de reforma al Poder Judicial”, refirió. Subero Isa fue reiterativo en que no siente animadversión por el exgobernante. “Yo no me atrevo a culparle, hay que comprender la situación, son entes políticos”, reflexionó.
De sus relaciones institucionales con Fernández, Subero Isa también recuerda que el expresidente fue el único que no votó para que ocupara la presidencia de la SCJ en el 1997. “El único que no votó para yo ser presidente de la Suprema fue el presidente Leonel Fernández porque tenía un candidato que era el doctor Bernardo Fernández Pichardo”, contó.
Subero Isa justificó la decisión de Fernández en que “eran los compromisos que tenía porque al otro día de mi designación, la primera felicitación que llegó a mi casa fue la de Leonel Fernández”.
Dijo que en cinco ocasiones quiso renunciar de la presidencia de la SCJ porque entendía que era necesario una religitimación en el cargo y que esa evaluación debió llevarse a cabo en los primeros 10 años.
“Yo entendí que la gente se estaba cansando de un presidente de la Suprema que constantemente estaba en los medios de comunicación”, expresó.
Sostuvo que la creencia de que los jueces hablan por sentencia es un criterio trujillista. “El juez que lo ofenden tiene derecho a defenderse y tiene derecho a defender su sentencia, ahora lo que no puede hacer es hablar de un caso sobre el que tiene que  pronunciarse”, explicó.
El exmagistrado dijo que con 14 años en la presidencia de la SCJ sus aspiraciones a ocupar cargos públicos llegaron al techo por lo que no tiene aspiraciones políticas. Subero Isa fue entrevistado en el Almuerzo de Multimedios del Caribe, por el director del periódico elCaribe, Osvaldo Santana, y el subdirector, Esteban Delgado; el jefe de redacción de apertura, Héctor Marte y la editora de elCaribe digital, Sandra Guzmán.
Relación de amistad con Leonel
El expresidente de la Suprema reiteró que sus relaciones con el expresidente Leonel Fernández fueron mejor en términos personales que institucionales. “Nunca me lo dijo, pero yo entiendo que en el aspecto institucional tenía muchas reservas conmigo, no así en el aspecto personal”. Agregó que en el extranjero el gobernante se ufanaba de decir que el país contaba con un presidente de la Suprema Corte de Justicia de “lujo por lo que en ese aspecto no hubo problema”.
 “Siempre he dicho que uno de los grandes estadistas que ha tenido, no solo la República Dominicana, sino América Latina, es Leonel Fernández, con capacidad, de buen trato, nunca hubo una ofensa”, apuntó.

Peña Gómez lo apoyó para que ocupara cargo

Subero Isa afirmó que aunque el fallecido expresidente Joaquín Balaguer no se opuso a que ocupara la presidencia de la SCJ cuando fue electo en el 1997, no fue el enigmático personaje quien lo llevó al cargo. “Hay gente que dice que fue Balaguer, no. Fue un amigo el que convenció a Peña Gómez para que me apoyara, porque Peña se oponía a que yo fuera presidente de la JCE, pero no de la SCJ”, contó.
También afirmó que el extinto líder del Partido Revolucionario Dominicano, murió con la creencia de que se había hecho una buena elección para presidir la SCJ. Refirió que siempre contó con el respaldo de Balaguer en su gestión al frente de la Suprema.

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *