Un terremoto de 6.1 grados en la escala de Richter sacudió una localidad de la provincia Busher, en Irán, dejó al menos tres personas muertas y provocó daños en infraestructuras.

Debido a que el temblor tuvo un hipocentro de 12 kilómetros de profundidad se espera que los daños no sean mayores. Se informó que la central nuclear de Busher, que se encuentra a unos 100 kilómetros del epicentro, no sufrió incidentes y se encuentra en su normalidad. 

Fuente: El Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *