Pocas chicas adolescentes reciben pruebas de embarazo en los departamentos de emergencias de los hospitales de EE. UU., aunque se quejen de dolor en el abdomen bajo o antes de someterse a pruebas que utilizan radiación, halla un nuevo estudio de gran tamaño.

Los investigadores analizaron los datos de 77 millones de chicas de 14 a 21 años de edad que fueron examinadas en departamentos de emergencias de hospitales de EE. UU. de 2000 a 2009. De esas chicas, apenas 14.5 millones (alrededor del 19 por ciento) recibieron una prueba del embarazo.

De las chicas que reportaron dolor abdominal, alrededor del 42 por ciento recibieron pruebas del embarazo. De las pacientes expuestas a radiación que podría causar defectos congénitos (como radiografías o TC), apenas el 28 por ciento recibieron una prueba de embarazo.

Los investigadores también hallaron disparidades en las pruebas del embarazo según la edad, la raza y el estatus de seguro.

El estudio fue presentado el domingo en la conferencia nacional de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), en Nueva Orleáns.

“Nos sorprendió hallar una baja frecuencia de las pruebas de embarazo”, señaló en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Pediatría la autora del estudio, la Dra. Monika Goyal. “Fue particularmente preocupante que las tasas de pruebas de embarazo fueran bajas incluso entre las chicas con problemas potenciales de salud reproductiva, o con una exposición a la radiación a través de pruebas diagnósticas, como las TC”.

Señaló que “los hallazgos subrayan la necesidad de desarrollar intervenciones de mejora de la calidad para aumentar las pruebas de embarazo en las chicas adolescentes que acuden a los departamentos de emergencia, sobre todo entre las que están en mayor riesgo de complicaciones del embarazo”.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Fuente: NLM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *